El diálogo del artista

El arte no es solamente una forma de expresión individual de un artista para auto complacerse. Además, el artista, al igual que un escritor, crea un mensaje con las herramientas adecuadas para el lenguaje plástico sobre un soporte para que finalmente a un receptor, el espectador, le llegue y se trasmita así esas sensaciones e ideas que el autor ha querido trasmitir.

¿Es necesario el receptor de la obra para que esta exista? Desde el punto de vista artístico, si y no. Es necesario que ese mensaje plasmado en la obra llegue y cumpla su función a un receptor que además posea los conocimientos de ese lenguaje para entenderlo y aceptarlo en su totalidad. Pero si el artista realiza una obra personal con las sensaciones que ha querido trasmitir en ese momento pero que no muestra a ningún receptor, el mismo autor, que es el emisor, se convierte en el receptor de su propio mensaje. Por lo tanto a la obra no le falta nada, existe por sí misma. Toda obra de arte nace de un diálogo entre el autor y el eventual receptor, que a su vez puede ser el propio autor.

PRESENCIAS BANALES – IGNACIO SANCHEZ CÁMARA
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone